Volver

2016-03-04

Categoría: Anesvad

Voces que se acallan, pero no se olvidan

Nagore Eskisabel Zubillaga, Anesvad

Nagore Eskisabel

Con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebra el próximo martes 8 de marzo, denunciamos el incremento de la violencia y el feminicidio en Honduras. Un país en el que cada 16 horas es asesinada una mujer

El Día Internacional de la Mujer es una efeméride que sirve para evaluar los avances conseguidos en materia de igualdad, justicia, paz y desarrollo, y para poner de relieve aquellas inequidades que aún persisten. Para poner en evidencia, también, la discriminación y violencia que las mujeres sufren por razón de género y para denunciarla. No en vano, el feminicidio -el asesinato de mujeres por su condición de mujeres- está al alza en muchos países del mundo, siendo América Latina, el continente que peores datos arroja: la mitad de los países con tasas más altas de feminicidio se encuentran allí.

La violencia por razón de género afecta a una de cada tres mujeres en el mundo y la escala global de feminicidio se estima en aproximadamente 66.000 víctimas por año -casi una quinta parte de todas las víctimas de homicidio-. Sin embargo, la mayoría de los países no clasifican éstos como "feminicidio" o "homicidios por motivos de género", y su magnitud real se desconoce. El drama que se esconde tras de sí, no obstante, es evidente.

En Honduras, el feminicidio está considerado como la segunda causa de muerte en mujeres en edad reproductiva y el país centroamericano ocupa el tercer lugar en el ránking de feminicidios de Small Arms Survey. Aquí, cada 16 horas una mujer es asesinada, y cada 3 se interpone una denuncia por violencia sexual. La tasa de impunidad de los delitos contra las mujeres supera, no obstante, el 90%. Lejos de atenuarse la tendencia, la muerte violenta de mujeres y los feminicidios van en aumento: entre 2005 y 2013, la muerte violenta de mujeres creció un 263,4%, entre 2005 y 2015 se reportaron 4.484 feminicidios y solo en 2015 se registraron 471. Un 69,5% de las muertes violentas y feminicidios se presentaron, además, en edades comprendidas entre los 15 y 39 años.

Esta violencia contra la mujer hunde sus raíces en un sistema machista y patriarcal. La mujer hondureña muestra serias desventajas respecto a los hombres en todos los campos, y esta diferencia se recrudece si además se es pobre e indígena, ya que se sufre una triple discriminación, por razón de sexo, clase y raza. Ocurre, además, que el foco de violencia contra la mujer ha rebasado la esfera del ámbito privado de relaciones de pareja y de familia, sin que ésta haya disminuido, a actores no relacionados directamente con el ámbito privado de relaciones.

Lejos de las cifras que arrojan Honduras u otros países de América Latina, pero no por ello, menos preocupantes, son los que arroja España. Desde 2003 hasta ahora, 837 mujeres han sido asesinadas en nuestro país, y tan solo en 2016, ya llevamos 11 muertes, según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que cierran 2015 con 60 fallecimientos.

 

En este artículo hablamos de:

También te puede interesar sobre este tema:

  • Compromiso con la transparencia

    2018-05-10

    Categoría: Anesvad

    Nuestro compromiso con la transparencia

    En nuestro firme compromiso con la transparencia, la rendición de cuentas y el buen gobierno, en Anesvad nos sometemos a procesos de evaluación, análisis y auditoria externos que evidencian y fortalecen nuestros esfuerzos por mejorar nuestra gestión y por abrir Anesvad a la sociedad.

  • Embajadores de Anesvad

    2018-05-09

    Categoría: Anesvad

    Embajadores de Anesvad

    Son la voz de Anesvad en la calle. Nos referimos a aquellas personas que, como Ventura Acero y Marc Barqué se dedican a la captación de socios, son integrantes del equipo face to face o diálogo directo de Consolidar para Anesvad.