Volver

2017-09-22

Categoría: Derecho a la Salud

Gotas de vida. La falta de agua en África

Janire Ramas Monte

Janire Ramas Monte

Niñas en busca de agua

Algo tan sencillo como abrir un grifo y que salga agua potable es un gesto normal y cotidiano. Para 663 millones de personas en el mundo no es ni normal ni cotidiano. No tienen acceso a agua potable y la mitad de esas personas viven en África subsahariana. 2.400 millones de habitantes en el mundo no tiene saneamiento adecuado y el 80% de las enfermedades están provocadas por no disponer de agua potable y falta de higiene. Varias de esas son enfermedades olvidadas por gran parte del mundo.

El agua limpia es algo tan valioso y esencial que por falta de ella muchas personas están en riesgo de contraer enfermedades como el cólera y la diarrea que se suman al padecimiento o amenaza de otras enfermedades olvidadas como el pian, la lepra o la úlcera de Buruli. CADA DÍA mueren más de 1.000 niños menores de 5 años por culpa de este problema. El gesto de meterse la mano en la boca puede hacer que enfermen de diarrea y mueran. Sin agua, no hay vida.

En muchos lugares la única opción que hay para conseguir agua potable es caminar durante largas horas, y no siempre la encuentran: en muchas ocasiones solo pueden beber agua de charcos contaminados o de arroyos donde bebe el ganado.

Los más pequeños juegan un papel importante en la búsqueda del agua. Sobre todo, estas prácticas recaen en las niñas, obligándoles a dejar el colegio porque nunca se sabe el tiempo que van a tardar en conseguirlo.

El acceso a agua limpia no solo ayuda a prevenir enfermedades, sino que también es vital durante su tratamiento para lavar vendajes, manteniendo la higiene y evitando el contagio.

Por todo ello trabajamos cada día para mejorar el acceso al agua. Construyendo pozos e instalando fuentes de agua y letrinas ayudamos a que no evacúen las aguas usadas alrededor de sus hogares e incidimos en la educación enseñándoles buenas prácticas de higiene.

Una actividad del programa de Sensibilización de Higiene y Saneamiento que realizamos como complemento de nuestro esfuerzo por luchar contra las enfermedades olvidadas es la fabricación de jabón. Grupos de mujeres que asisten a las clases impartidas son las responsables de difundir lo aprendido al resto de su familia, porque lo que para nosotros es algo tan sencillo y normal, para muchas personas en el mundo no lo es.

Con agua segura, higiene y saneamiento, se podrían evitar 842.000 muertes al año. Tu gota de agua suma, cada gota cuenta.

 

También te puede interesar sobre este tema: