Volver

2017-04-27

Categoría: Enfermedad Tropical Desatendida

Donde no llega nadie en la lucha contra las enfermedades olvidadas

Miren Hualde Amunarriz

Donde no llega nadie

Trabajar en los lugares más recónditos del planeta conlleva mucho esfuerzo, no solo económico sino también humano.

En esos lugares, los más inaccesibles, empobrecidos y vulnerables se dan un conjunto de enfermedades desconocidas para nosotras, personas que vivimos en un entorno de progreso más o menos evidente. Trabajamos para erradicar la lepra, la úlcera de Buruli y el pian y para ello, necesitamos invertir nuestros esfuerzos de manera integrada, todo debe dirigirse en la misma dirección.

Las tres son enfermedades de la piel que abordar de manera similar, con un tratamiento individualizado, atención personal a cada paciente y para las que la Organización Mundial de la Salud ha puesto objetivos claros para 2020. Unos objetivos más fácil de alcanzar si la lucha contra estas enfermedades se hace de manera conjunta, invirtiendo de mejor manera los recursos para mejorar los resultados, para ser más eficientes.

Si quieres saber más descárgate nuestra Revista de mayo: Las enfermedades de la pobreza.

En Anesvad nos alineamos con esa estrategia integrada y ponemos en marcha programas únicos en los países del África Subsahariana en los que llevamos trabajando desde 1994, Costa de Marfil, Ghana, Benín y Togo. Un esfuerzo que tendrá recompensa ya que aunque ninguna de estas enfermedades tiene alta mortalidad, son un problema de salud pública en esos países además de un freno para el desarrollo socio económico de las personas que las padecen. Personas que son como nosotras, y que merecen tener la posibilidad de curarse y vivir una vida sin estigma, sin rechazo y sin discapacidad.

DONA AHORA

También te puede interesar sobre este tema: