Volver

2013-05-15

Categoría: Salud

Una buena salud empieza con pequeños gestos diarios

Prevención de Anesvad en Torotoro (Bolivia) mediante el lavado de manos.

Un simple gesto como lavarse las manos puede prevenir muchas enfermedades. La higiene diaria, algo tan básico para nosotros/as, no lo es tanto para las poblaciones de algunas regiones del planeta. Hace unos años, en mayo de 2009, la Organización Mundial de la Salud (OMS) consciente de la necesidad de fomentar estos hábitos, puso en marcha la iniciativa “Salve vidas: límpiese las manos”.

Esta iniciativa fue lanzada por el programa de la Seguridad del Paciente de la OMS, como parte del primer reto del programa “Una atención limpia es una atención más segura”. Este mes de mayo se recuerda aquella iniciativa surgida hace ahora cuatro años y así cada mayo la OMS recuerda la importancia de algo tan simple como lavarse las manos.

El objetivo de incrementar la toma de consciencia alrededor del mundo, acerca de la importancia de la higiene de manos para reducir las Infecciones Asociadas a la Atención Sanitaria (IAAS), se ha ido concretizando a través de la adhesión a la campaña de 5000 hospitales y centros de salud de 127 países. La OMS tiene la intención de hacer de cada 5 de mayo, una jornada mundial dedicada a esta campaña, con motivo de llamar la atención acerca de las mejoras en la práctica de higiene de manos.

Una higiene de manos apropiada, es uno de los métodos más simples y eficaces para disminuir las IAAS. No obstante, el personal sanitario omite esta práctica en un 60% de las situaciones en las que es necesaria, por estar en contacto con los pacientes. La campaña “Salve vidas: límpiese las manos”, se inscribe en un esfuerzo mayor liderado por la OMS, con el objetivo de invertir esta costumbre inquietante, e incitar al personal sanitario a realizar mejoras en sus prácticas de higiene de manos, contribuyendo así a reducir la propagación de las infecciones.

La estrategia multimodal de promoción de la higiene de manos de la OMS, que acentúa la importancia en la mejora de esta práctica, sea cual sea el sitio en que los cuidados de salud se otorguen, ha llamado la atención en el mundo entero. Esta estrategia se basa en cinco elementos fundamentales, permitiendo a las personas implicadas en brindar los cuidados al paciente, llevar a la práctica la higiene de manos en el momento oportuno y en el lugar donde los cuidados se llevan a cabo. Se dispone del material necesario para la puesta en marcha de estos elementos, así como para su evaluación.

En este artículo hablamos de:

También te puede interesar sobre este tema: