Volver

2014-12-19

Categoría: Derecho a la Salud

En 2015 no toquemos este derecho fundamental, porque la #SaludesVida

adrian-seminario-comunicacion

Adrián Seminario

Dejamos atrás el año 2014. Un año donde el Derecho a la Salud ha visto recortado, maltratado por instituciones públicas y en ocasiones, incluso ninguneado. La privatización de los servicios públicos unido a los recortes en el nivel de atención primaria en salud han generado protestas en numerosos países.

Si algo tenemos que aprender para el nuevo año que llega, es que el primer nivel y más importante que tenemos que preservar todos es el preventivo. Como dice el refranero popular más vale prevenir que curar. Gran verdad en la que Anesvad viene trabajando año tras año.

Este año que vamos dejando atrás ha estado marcado por la falta de insumos, capacidades y personal médico para atender graves brotes mundiales, como el del ébola. Algo que deja una lectura clara a todas luces: el fortalecimiento de los sistemas públicos de salud es vital para hacer frente a los retos sanitarios del mañana, sobre todo en África.

El brote de ébola a día de hoy está amenazando los medios de vida de millones de mujeres y hombres, según un reciente estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sobre el impacto socioeconómico de la enfermedad en África Occidental.

“La enfermedad está matando a personas económicamente activas, reduciendo los ingresos y destruyendo puestos de trabajo en todas partes,” manifestó Ayodele Odusola, Economista Jefe de la Oficina Regional para África del PNUD. Esto nos da una idea de cómo un problema de salud arrastra a todo lo demás: desarrollo y crecimiento económico de un país.

Impacto económico y social de la enfermedad

En países como Sierra Leona o Libera el cierre de las fronteras y los mercados y la introducción de puestos de control y cuarentenas están reduciendo también la capacidad de las personas para ganarse la vida. Por ejemplo, numerosos agricultores no pueden acceder a sus tierras, y cuando pueden hacerlo suelen carecer de semillas o mano de obra para la siembra y la cosecha.

En esta misma línea, en el condado de Lofa, en Liberia, la mayoría de las mujeres no pueden liquidar sus deudas desde julio. Las microfinanzas, principal fuente de financiación de muchas pequeñas y medianas empresas, están en vías de desaparición debido a la falta de reembolso de los préstamos y la muerte de muchos de los participantes.

La evolución de la situación económica y productiva de estos países se ha visto claramente lastrada por un problema de salud. No podemos obviar que una buena Cobertura Universal en Salud, junto con la sensibilización y la prevención son básicas para el futuro de las regiones de África y del resto del mundo. No toquemos la salud, por favor, porque la #SaludesVida.

 

También te puede interesar sobre este tema: