Volver

2013-10-16

Categoría: Anesvad

Metros cuadrados de salud

huertos-bolivia-anesvad

Cerca de 842 millones de personas en el mundo sufren desnutrición crónica. En el Día Mundial de la Alimentación, nos fijamos en uno de los proyectos en los que apoyamos la mejora en la nutrición, nos vamos a Toro-Toro, Bolivia.

Alrededor de 3.000 personas habitan Toro-Toro. Este pequeño municipio boliviano está situado al norte del Departamento de Potosí, cerca de 3.000 metros por encima del nivel del mar. Es una de las zonas más pobres de Bolivia, con una tasa de desnutrición infantil próxima al 43%. Desde 2010, en Anesvad trabajamos en la mejora de las condiciones de salud de las madres y los niños/as menores de cinco años y lo hacemos, entre otras cosas, fomentando la implementación de huertos familiares y escolares. Para hacer frente a la malnutrición son precisas medidas integradas e intervenciones complementarias en la agricultura y el sistema alimentario, en la ordenación de los recursos naturales, en la sanidad pública y la educación, así como en ámbitos de políticas más amplios.

Nuestro trabajo en este caso, en la cercanía con la comunidad, se centra en mejorar la disponibilidad y accesibilidad de alimentos variados y nutritivos y tratar de garantizar que la población pueda elegir dietas saludables. Lo conseguimos a través de los huertos familiares y escolares que, de producción orgánica, aportan nutrientes a las familias y a los niños y las niñas. Los productos que se cultivan, en su mayoría muy similares a los que conocemos en el Norte -lechugas, cebollas, tomates, acelgas, rábanos, etc.-, se combinan con otros típicos de la zona, que sirven para equilibrar la dieta: trigo, quinua, papa, y api. Los microsistemas de riego eficiente permiten obtener buenas cosechas, en una zona en la que la mitad de la estación es seca y apenas hay cauces fluviales a gran altura.

En 2011, tras analizar el primer año de trabajo, un 64% de la familias (94) de 25 comunidades cuentan con huertos familiares, con un sistema de riego eficiente. Se ha conseguido detener la desnutrición crónica y la desnutrición infantil ha caído un 1%.

Este trabajo se desarrolla con la vocación de que los conocimientos se queden en la comunidad y pueda ayudarles a construirse un futuro mejor. Por eso, contamos con hombresy mujeres, a nivel de las familias, tanto en la cosecha como en la recolecta, participan tanto el hombre como la mujer. Él ara y ella siembra.

Con este proyecto frenamos la desnutrición entre los niños y las niñas de la comunidad y conseguimos evitar que se perpetúen sus nocivas consecuencias como el retraso en el crecimiento, la disminución del desarrollo cerebral y de la capacidad de aprendizaje, y en último término, trabajamos para reducir la mortalidad infantil.

También te puede interesar sobre este tema:

  • Compromiso con la transparencia

    2018-05-10

    Categoría: Anesvad

    Nuestro compromiso con la transparencia

    En nuestro firme compromiso con la transparencia, la rendición de cuentas y el buen gobierno, en Anesvad nos sometemos a procesos de evaluación, análisis y auditoria externos que evidencian y fortalecen nuestros esfuerzos por mejorar nuestra gestión y por abrir Anesvad a la sociedad.

  • Embajadores de Anesvad

    2018-05-09

    Categoría: Anesvad

    Embajadores de Anesvad

    Son la voz de Anesvad en la calle. Nos referimos a aquellas personas que, como Ventura Acero y Marc Barqué se dedican a la captación de socios, son integrantes del equipo face to face o diálogo directo de Consolidar para Anesvad.