Volver

2017-03-08

Categoría: Anesvad

Mujeres, la apuesta de presente y futuro

Miren Hualde Amunarriz

Atención en el Hospital de Zagnanado, Benín

Es difícil que las Enfermedades Tropicales Desatendidas estén en el centro de la atención mundial. No causan grandes brotes alarmantes que capten el interés del público o de los medios y aunque causan mucho sufrimiento de forma permanente, no matan a un gran número de personas ni afectan a los países ricos. Sin embargo, el impacto que tienen en las mujeres desborda cualquier previsión.

Las ETDs afectan a las personas más empobrecidas y vulnerables, entre ellas, niñas y mujeres y por ello, las intervenciones cuyo objetivo son controlar y eliminar estas enfermedades son la oportunidad para mejorar la salud de las niñas y mujeres más empobrecidas de los países en los que están presentes.

El empoderamiento de la mujer, especialmente en países con brechas de género intolerables es tarea pendiente en todas las esferas: en la social, en la de la salud, en educación, en política, en los hogares. A pesar de que es mundialmente reconocido que abogar por la igualdad, reconocer los derechos de las mujeres y dotarles de las mismas oportunidades redunda en beneficio para toda la sociedad y por tanto es un elemento fundamental para el progreso y el desarrollo local y global. Aunque la movilización de las mujeres en muchos rincones de África es un ejemplo de lucha y superación la equidad de género sigue estando muy lejos de lo mínimamente satisfactorio. Desde que en 1968 la Declaración Universal de los Derechos Humanos pidiera la eliminación de la discriminación, numerosos textos internacionales se han mantenido firmes en ese propósito. Sin embargo, según el último Informe de Desarrollo Humano sobre África, que data de 2016 y que se centra precisamente en este tema de la inequidad de género destaca que en África las mujeres llegan solo al 87% de los niveles de desarrollo de los hombres. El peso de las enfermedades en las mujeres implica muchas veces que no pueden curarse por carecer de servicios cercanos o de la capacidad de decidir sobre acercarse a los mismos, tampoco pueden trabajar y son muchas veces el sustento de la familia, no pueden ocuparse de las familias…en definitiva, no pueden hacer frente a tareas que por tradición o imposición recaen en ellas.

En Anesvad incorporamos la perspectiva de género de manera transversal en todos nuestros proyectos impulsando líneas específicas de empoderamiento de las mujeres en relación con el Derecho a la Salud. Prestamos especial atención a las barreras de género que establecen desigualdades en salud y que, por tanto, implican una vulneración del Derecho a la Salud de las mujeres.

 

En este artículo hablamos de:

También te puede interesar sobre este tema:

  • Compromiso con la transparencia

    2018-05-10

    Categoría: Anesvad

    Nuestro compromiso con la transparencia

    En nuestro firme compromiso con la transparencia, la rendición de cuentas y el buen gobierno, en Anesvad nos sometemos a procesos de evaluación, análisis y auditoria externos que evidencian y fortalecen nuestros esfuerzos por mejorar nuestra gestión y por abrir Anesvad a la sociedad.

  • Embajadores de Anesvad

    2018-05-09

    Categoría: Anesvad

    Embajadores de Anesvad

    Son la voz de Anesvad en la calle. Nos referimos a aquellas personas que, como Ventura Acero y Marc Barqué se dedican a la captación de socios, son integrantes del equipo face to face o diálogo directo de Consolidar para Anesvad.