Volver

2012-12-13

Categoría: Derecho a la Salud

100 millones de personas se empobrecen al año por no poder pagar su sanidad

Mujer atendida en su embarazo

Países miembro de la ONU reclaman una resolución por la cobertura sanitaria universal.

El binomio salud y pobreza arroja datos preocupantes. Según las últimas cifras, cada año 100 millones de personas se empobrecen al no poder pagar su sanidad. La cosa no tiene visos de mejorar, al menos en España, donde ya se plantea cobrar hasta los traslados en ambulancia a cinco Euros por trayecto. Pero no todo está perdido. Nuevas iniciativas abren un hilo de esperanza.

En estos días, a propuesta de siete países -Francia, Tailandia, Senegal, Noruega, Brasil, Sudáfrica e Indonesia- la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) debate aprobar una resolución a favor de la cobertura sanitaria universal. Se busca así acabar con las desigualdades en materia de salud y animar a los países a quitar barreras en su acceso, evitando tasas y pagos indirectos en los puntos de servicio, hospitales, centros de salud, etc.

El borrador de esta propuesta reconoce el derecho de todo ser humano al máximo grado de salud física y mental, así como la obligación de los Estados de garantizarlo, especialmente en el caso de las personas o colectivos más vulnerables.

La OMS muestra su preocupación

Es la primera vez que una propuesta de este tipo se vota en la Asamblea General de la ONU. La acogida, a priori, parece ser buena e invita a la esperanza. No obstante, a tenor de las últimas consideraciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), habremos de estar muy pendientes de los efectos que esta crisis económico-financiera pueda tener en las personas más vulnerables.

La OMS muestra su preocupación por las dificultades económicas que hasta los países más desarrollados están enfrentando para cubrir las crecientes necesidades sanitarias de sus respectivas poblaciones, y advierte que el impacto de las medidas y los recortes en salud no se dejarán notar hasta dentro de aproximadamente dos años. Subraya que las políticas públicas en materia de salud requerirán de transparencia e indicadores de calidad, e insta a que se establezcan sistemas de financiación robustos que eviten el pago directo por servicios.

La cobertura sanitaria universal no es una garantía absoluta de progreso, pero equivale a una población más sana y a una sociedad más desarrollada. Nos corresponde a todos y a todas luchar por ello.

En este artículo hablamos de:

También te puede interesar sobre este tema:

  • Nadie sin medicamentos

    2018-01-04

    Categoría: Derecho a la Salud

    Nadie sin medicamentos

    El acceso a medicamentos es algo tan común para nosotros que tendemos a no valorarlo lo suficiente. Sin embargo, 1 de cada 3 personas en el mundo no disfruta de este privilegio. Y por si este dato no fuera suficiente, hay 1700 millones de personas que necesitan tratamiento contra Enfermedades Tropicales Desatendidas en 185 países.

  • Niñas en busca de agua

    2017-09-22

    Categoría: Derecho a la Salud

    Gotas de vida. La falta de agua en África

    Algo tan sencillo como abrir un grifo y que salga agua potable es un gesto normal y cotidiano. Para 663 millones de personas en el mundo no es ni normal ni cotidiano. No tienen acceso a agua potable y la mitad de esas personas viven en África subsahariana. 2.400 millones de habitantes en el mundo no tiene saneamiento adecuado y el 80% de las enfermedades están provocadas por no disponer de agua potable y falta de higiene.