Volver

2012-12-31

Categoría: Enfermedad Tropical Desatendida

Se ralentiza la lucha contra la malaria

El paludismo es hoy una enfermedad plenamente prevenible y tratable, transmitida por vectores. Se calcula que en 2010 hubo 219 millones de casos en todo el mundo y que la enfermedad causó la muerte de unas 660.000 personas, en su mayoría menores de cinco años.

El reciente informe mundial sobre el paludismo 2012 que difunde la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la financiación internacional de la lucha contra esta enfermedad parece haber alcanzado una meta muy por debajo del nivel necesario para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) relacionados con la salud y otras metas acordadas internacionalmente con respecto al paludismo.

En el año 2000 con la puesta en marcha de los ODM el número 6 de las metas del milenio recogía la necesidad de luchar contra el VIH-SIDA, el paludismo y otras enfermedades.

Se calcula que entre 2011 y 2020 serán necesarios US$ 5100 millones anuales para lograr el acceso universal a las intervenciones antipalúdicas en los 99 países con transmisión continua de la enfermedad. Aunque muchos países han aumentado la financiación nacional para el control del paludismo, la financiación mundial total disponible fue de 2300 millones en 2011, es decir, menos de la mitad de lo necesario.

Esto significa que millones de personas residentes en zonas muy endémicas siguen sin tener acceso a una profilaxis, diagnóstico y tratamiento eficaces. Los esfuerzos por prevenir la aparición y propagación de resistencia del parásito a los antipalúdicos y del mosquito a los insecticidas también se ven limitados por una financiación insuficiente.

Durante el pasado decenio, los esfuerzos concertados de los países endémicos, los donantes y los asociados mundiales en la lucha contra el paludismo han reforzado el control de esta enfermedad en todo el mundo. La expansión de las intervenciones de prevención y control del paludismo han tenido su mayor impacto en los países con una gran transmisión de la enfermedad; el 58% de los 1,1 millones de vidas que se han salvado en este periodo correspondieron a los diez países con mayor carga de morbilidad.

Queda camino por recorrer en la actualidad

Sin embargo, tras una expansión rápida entre 2004 y 2009, la financiación mundial de la prevención y el control del paludismo se ha estabilizado entre 2010 y 2012, y los progresos en la distribución de algunos productos que salvan vidas se han vuelto más lentos. Según el Informe mundial sobre el paludismo 2012, esto señala una ralentización que podría acabar revirtiendo los notables logros recientes de la lucha contra una de las enfermedades infecciosas que más muertes causa en todo el mundo.

Por ejemplo, el número de mosquiteros tratados con insecticidas de larga duración que se han distribuido en los países endémicos del África Subsahariana ha disminuido de un máximo de 145 millones en 2010 a una cifra estimada de 66 millones en 2012. Esto significa que muchos hogares no podrán reponer sus mosquiteros cuando sea necesario, con el consiguiente aumento del número de personas expuestas a esta enfermedad potencialmente mortal.

En este artículo hablamos de:

También te puede interesar sobre este tema: