Volver

2016-02-09

Categoría: Anesvad

Carta al grupo de expertos en salud del G-7

Nagore Eskisabel Zubillaga, Anesvad

Nagore Eskisabel

Organizaciones de la sociedad civil, reunidas en Roma, emplazan al G-7 a adoptar una agenda transformadora para la salud y el desarrollo. Anesvad es una de las entidades firmantes.

El próximo 18 y 19 de febrero, el grupo de expertos en salud del G-7 se reúne en Ise-Shima (Tokio). Esta Cumbre de 2016 es la primera cita internacional tras la aprobación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y tiene por ello el potencial de convertirse en un G-7 transformador. Así lo vemos, al menos, las organizaciones firmantes de una Carta en la que instamos al G-7 a adoptar una agenda verdaderamente transformadora para la salud y el desarrollo.

Las entidades firmantes exhortamos al G-7 a impulsar la Cobertura Sanitaria Universal (CSU) para el Desarrollo Sostenible 2030, a priorizar la prevención frente a la respuesta para luchar contra las amenazas globales en salud y a aumentar Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) en salud, para poner fin a las actuales crisis sanitarias mundiales.

La CSU y las amenazas globales

La Cobertura Sanitaria Universal es un medio para que todas las personas vean realizado su derecho a la salud sin tener que pasar por ello por dificultades financieras. Se trata de un objetivo ambicioso, pero no imposible. Detener la mortalidad y el mal estado de la salud, hacer frente a los brotes de enfermedades infecciosas y reducir la resistencia a los antimicrobianos, requiere de hecho, que los servicios de salud sean universales y estén accesibles para todos/as. Su importancia se reconoce en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), tras un acuerdo histórico, y un respaldo del G-7 a los principios de la CSU se considera como un poderosos catalizador para asegurar la equidad y el derecho a la salud de todos/as.

La CSU favorece que los sistemas de salud estén mejor equipados para detener los brotes de infección antes de que se conviertan en desastres nacionales. Por eso, bajo el lema “la prevención es mejor que la respuesta”, animamos a ayudar a los países a construir sistemas de salud fuertes y a aumentar la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) en salud para terminar con las actuales crisis sanitarias mundiales. Esto pasa por destinar el 0,1% del Producto Nacional Bruto de los países miembro del G-7 a salud, como parte del 0,7% que deben destinar a la Ayuda Oficial al Desarrollo.

 

 

En este artículo hablamos de:

También te puede interesar sobre este tema: