Volver

2019-01-14

Categoría: Salud

Anesvad participa en un estudio para mejorar la calidad del agua doméstica en Benín

Guillermo González

La adopción de medidas higiénicas durante el transporte del agua es clave

Con un saneamiento adecuado y buenas medidas higiénicas se consigue mejorar notablemente la calidad microbiológica del agua para consumo humano.

En su último número, la prestigiosa revista francesa ERS (Environnement, Risques & Santé) ha publicado un estudio en cuya elaboración ha participado Anesvad a través de su responsable de incidencia política y relaciones externas, Gabriel Díez.

El artículo trata sobre la mejora de la calidad microbiológica del agua potable en los hogares de los municipios de Lalo y Zè, en Benín, zonas de intervención de Anesvad desde el año 1992. A pesar de que la cobertura de agua para consumo doméstico es relativamente buena en la mayoría de las zonas rurales del país, se ha encontrado que ésta a menudo contiene contaminación fecal debido a unas inadecuadas condiciones de transporte, almacenamiento y uso. Se trata de un problema sanitario relevante ya que esta contaminación tiene repercusiones en la morbilidad y mortalidad de la población, especialmente entre la infancia.

La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda métodos de tratamiento del agua en el hogar. Sin embargo, muchas personas desconocen estos métodos o son reacios a aplicarlos, ya sea por el coste, por lo difícil que es modificar las costumbres o por los cambios que pueden producir en el sabor del agua. Como solución a esta situación, para este estudio se adoptó un enfoque consistente en proporcionar a los hogares recipientes estancos y equipados con grifos para el almacenamiento del agua, además de ofrecerles educación e información sobre normas básicas de higiene. Y es que tanto el saneamiento como la adopción de medidas de aseo son dos de los pilares básicos sobre los que se sustenta la lucha contra Enfermedades Tropicales Desatendidas como la úlcera de Buruli (que se relaciona con la presencia de aguas insalubres y estancadas) o el pian (que puede propagarse rápidamente a través del contacto directo con la piel).

En este caso, para evaluar la efectividad del enfoque se tomaron 52 muestras de agua previa a la adopción de las nuevas medidas, y otras 40 muestras fueron recogidas con posterioridad a la aplicación de la estrategia. Todas estas muestras fueron analizadas para obtener indicadores microbiológicos relacionados con la contaminación fecal presente en el agua. Los resultados mostraron una evidente reducción de la contaminación tras la implementación de las medidas, con un descenso del 53.59% en bacterias coliformes totales, del 86.07% en coliformes fecales y del 82.18% en enterococos fecales.

La conclusión que arroja el estudio es que se da una notable mejora en la calidad microbiológica del agua potable almacenada en recipientes cerrados. No obstante, la sensibilización entre los usuarios y la adopción de unas correctas medidas higiénicas durante el transporte, limpieza y llenado de los recipientes son también indispensables para limitar la contaminación del agua.

En este artículo hablamos de:

También te puede interesar sobre este tema: