Volver

2016-10-28

Categoría: Premios

Un día después de los Premios Anesvad, solo nos queda dar las gracias

Miren Hualde Amunarriz

Sor Montserrat Esparza, de Hermanas Hospitalarias, recibe el premio de la mano de Iñaki Williams

La primera entrega de los Premios Anesvad ha dejado tras de sí el sincero reconocimiento a nueve organizaciones españolas que luchan por mejorar el acceso a la salud de miles y miles de personas en África.

El continente más olvidado y necesitado del planeta, en el que la esperanza de vida es la mitad, no llega a los 45 años en muchos países, respecto de lo que sucede en los países desarrollados, fue ayer el centro de nuestra atención. Y con él el trabajo comprometido, constante y honesto de decenas de personas, no solo de las organizaciones premiadas, sino también, de personas locales de países como Kenia, Togo, Senegal, Mozambique.

El acto que arrancó a las 19h00 en el Auditorio del Azkuna Zentroa de Bilbao contó con el respaldo de instituciones como el Ayuntamiento de Bilbao, la Agencia Vasca de Cooperación al desarrollo, empresas y personas anónimas, muchas socias de Anesvad que quisieron arropar el trabajo de estas organizaciones y reconocerles en su esfuerzo. "Un premio que llega con mucho esfuerzo y con el compromiso y la certeza de que juntas, todas las organizaciones, podremos hacer un trabajo mejor", en palabras de la presidenta del Patronato y del Jurado de esta primera edición, Garbiñe Biurrun.

Una a una las diferentes organizaciones recogieron sus premios y pudimos conocer un poco mejor el inmenso trabajo que cada una desarrolla en contextos muy empobrecidos, de gran vulnerabilidad y en los que se vulneran los derechos humanos, entre ellos, el Derecho a la salud.

A todas ellas, a todas las personas que nos acompañaron, Gracias.

También te puede interesar sobre este tema: