Volver

2018-12-19

Categoría: Anesvad

"En los contextos en los que trabajamos todas las enfermedades son olvidadas, porque lo son quienes las sufren"

Guillermo González

Julia Aguiar es directora del Centro Sanitario Gbèmontin de Zagnanado (Benín)

Entrevistamos a Julia Aguiar, Premio Honorífico en la III Edición de los Premios Anesvad a la Solidaridad y la Cooperación.

Julia Aguiar fue reconocida con un Premio Honorífico durante la III edición de los Premios Anesvad, celebrada en octubre del año pasado. Con ello, Anesvad pretendía agradecer públicamente su dedicación al cuidado de la salud de las poblaciones más vulnerables. “Hay que tener muy claro para qué y por qué estás aquí, si te dejas llevar por lo que sientes, entonces no saldría de mi habitación por la mañana”, comenta al respecto.

Julia tuvo tiempo para atendernos y responder a una entrevista (publicada en el número de diciembre de nuestra revista) con la que pretendemos que se conozca un poco más del trabajo y la vida esta gallega nacida en una familia humilde de agricultores en 1947. Una vida de servicio a los demás que comenzó cuando a los 15 años descubrió su vocación e ingresó en la Orden de las Hermanas Franciscanas del Divino Pastor. Su primer destino fue Venezuela donde trabajó como educadora infantil durante 6 años. A los 24 años regresó a España y comenzó a formarse como enfermera, matrona y en medicina tropical. Desde hace más de 40 años, Benín en su tierra; allí dirige el Centro Sanitario Gbèmontin de Zagnanado.

Pregunta: En más de cuatro décadas de trabajo en Benin, has convertido un pequeño dispensario en un Hospital de zona, ¿cómo calificarías los retos a los que te enfrentas a diario?

Respuesta: Siempre son difíciles. Cada mañana es un reto, no sabemos qué vamos a encontrarnos en las consultas. Nuestro hospital da cobertura a una zona muy amplia y además, vienen personas desde muy lejos porque saben que vamos a darles la atención que en otros centros no les dan. Lo que sí sabemos es la agenda que nos marcamos, aunque siempre hay imprevistos. Los lunes, miércoles y viernes tenemos consulta, a razón de unas 300 personas enfermas al día, de las cuales 200 son adultos y el resto niños y niñas. Los martes opero a una media de 50 pacientes entre las 7.00 de la mañana y las 21.00 de la noche. El jueves trabajo como dentista. En ocasiones, las colas a las puertas del centro son de cientos de personas.

P: El trabajo con más personas que puedan apoyarle es fundamental en esas circunstancias...

R: Sí, sin duda, esto es muy importante. No estoy sola en el centro, sería imposible enfrentarse a los retos de cada día sin el trabajo y la entrega de las personas que también trabajan allí y que tienen clara la razón de nuestro trabajo que no es más que prestar atención sanitaria a quien más lo necesita

P: ¿Cuáles diría que son los principales problemas de salud en el país?

R: La malaria sigue siendo acuciante, me pregunto muchas veces cuando llegará la vacuna. Pero también la tuberculosis, el SIDA son cuestiones que afectan a diario de miles de personas. Parece que solo las Enfermedades Tropicales Desatendidas son enfermedades olvidadas pero, en realidad, en los contextos en los que trabajamos, todas las enfermedades son olvidadas, porque lo son quienes las sufren.

P: El trabajo de Anesvad en Benín contra la úlcera de Buruli comenzó en el año 2002 con el apoyo a los Centros Gbémontin de Zagnanado y Saint Camille de Davougon. A lo largo de estos años, la organización ha puesto en marcha en este país africano más de 70 proyectos por un monto superior a los 7 millones de euros. ¿Cómo valora la relación entre Anesvad y el centro?

R: Las aportaciones que recibimos de Anesvad son muy importantes para nosotras ya que nos permiten seguir trabajando y atendiendo a tantas personas enfermas porque nos ayudan mucho a combatir las patologías largas y los ingresos prolongados. En muchos casos sus familiares dejan de visitarles y no tienen ni para comer. Es en ese momento en el que es tan importante contar con esa ayuda de Anesvad para poder garantizar que las personas ingresadas en el hospital tiene algo que comer.

También te puede interesar sobre este tema:

  • Gracias Microteatro

    2019-10-11

    Categoría: Anesvad

    Cerca de 4.000 personas vibran con Microteatro y Anesvad con Mujeres por Mujeres

    En esta sexta edición hemos querido poner el foco en las enfermedades olvidadas y en el papel que la mujer tiene como cuidadora, investigadora, enfermera, doctora y también, claro, enferma. Con humor, ironía, drama y algo de transgresión, Mujeres por Mujeres ha acercado esta realidad a través de obras como 'Desídir', en la que una pareja, tras cuidar a los demás, debe aprender a cuidar de sí misma; 'La marca del agua', en que se investiga quién boicoteó un abastecimiento de agua o 'Vendadas', con dos mujeres unidas por una venda.

  • 2019-10-10

    Categoría: Anesvad

    El reto de acceder a medicamentos

    La tercera parte de la población mundial carece de acceso seguro a los medicamentos que necesita. Cada año, las enfermedades infecciosas matan a unos 13 millones de personas, lo que equivale a 30.000 muertes diarias. Casi la mitad de las víctimas son niños y niñas menores de 5 años. Cifras que podrían evitarse si la población en situación de vulnerabilidad tuviera acceso a las medicinas que necesita. Es el reto.