Cambio climático y determinantes sociales de la salud

Imagen de Cambio climático y determinantes sociales de la salud

El cambio climático es una evidencia en nuestros días. Tanto, como las consecuencias que ya tiene para la salud del ser humano en varias latitudes del planeta. ¿Cómo conocemos sus efectos en las personas? Sobre todo a través de los determinantes sociales y ambientales sobre la salud. Esto es, desde temperaturas extremas hasta precipitaciones por encima de lo normal o la contaminación natural y anómala del aire en algunas ciudades.

Efectos del cambio climático en la salud

Por ejemplo, los niveles de polen y otros alérgenos son mayores en caso de calor extremo. Estos niveles están creciendo: pueden provocar asma, dolencia que afecta ya a unos 300 millones de personas.

Igualmente, las temperaturas altas provocan además un aumento de los niveles de ozono y de otros contaminantes del aire que agravan las enfermedades cardiovasculares y respiratorias. La contaminación atmosférica urbana causa aproximadamente 1,2 millones de defunciones cada año.

¿Cómo afecta al agua?

La creciente variabilidad de las precipitaciones afecta al suministro de agua dulce. La escasez de esta puede hacer peligrar la higiene y aumentar el riesgo de enfermedades diarreicas, que matan a 2,2 millones de personas cada año.

En los casos extremos, la escasez de agua causa sequía y hambruna. Se estima que en la última década de este siglo el cambio climático habrá ampliado las zonas afectadas por sequías, multiplicando por dos la frecuencia de sequías extremas, y por seis su duración media.

Advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS) que las temperaturas extremas del aire contribuyen directamente a las defunciones por enfermedades cardiovasculares y respiratorias, sobre todo entre las personas de edad avanzada. En la ola de calor que sufrió Europa en el verano de 2003, por ejemplo, se registró un exceso de mortalidad cifrado en 70.000 defunciones.

El nivel del mar está aumentando, los glaciares se están fundiendo y los regímenes de lluvias están cambiando. Los fenómenos meteorológicos extremos son cada vez más intensos y frecuentes.

Seguir combatiendo el cambio climático

Aunque el calentamiento mundial puede tener algunos efectos beneficiosos localizados, como una menor mortalidad en invierno en las regiones templadas y un aumento de la producción de alimentos en determinadas zonas, los efectos globales para la salud del cambio climático serán probablemente muy negativos. Sus primeras consecuencias ya están aquí.

No tenemos que olvidar que el cambio climático influye en los determinantes sociales y medioambientales de la salud. Un aire limpio, agua potable, alimentos suficientes y una vivienda segura. Es crucial tener esto presente para el futuro.

Imagen de perfil de Adrián Seminario
Adrián Seminario

Etiquetas:

Compartir a través de:
Contenidos relacionados