Volver

2020-12-11

Categoría: Anesvad

Salud para todos, la reivindicación que compartimos en el Día Internacional de la Cobertura Sanitaria Universal

Mikel Edeso

Día Internacional de la Cobertura Sanitaria Universal

Cada año, el 12 de diciembre, el mundo celebra el Día Internacional de la Cobertura Sanitaria Universal (CSU), un día oficial designado por las Naciones Unidas para concienciar sobre la necesidad de unos sistemas de salud fuertes, accesibles y universales.

Este año 2020 ha puesto la salud en el centro de nuestras vidas a escala global. La pandemia ha alterado nuestras vidas cotidianas, cambiado nuestras rutinas y nos ha hecho reflexionar sobre la importancia de nuestra salud y la de las personas que nos rodean. Para poner fin a esta crisis y construir un futuro más seguro y saludable, debemos invertir en sistemas de salud que nos protejan a todas las personas con inmediatez.

Desde Anesvad, y como organización comprometida desde hace más de medio siglo con el Derecho a la Salud, nos sumamos cada 12 de diciembre al Día Internacional de la Cobertura Sanitaria Universal (CSU), cuyo lema este año “Salud para todos”, es un reclamo que exige a los líderes mundiales una mayor inversión en recursos materiales y humanos y atención primaria para blindar los sistemas de salud y garantizar que no dejen a nadie atrás. La CSU se basa en un principio sencillo: reivindicar sistemas de salud fuertes y equitativos; es decir, que todas las personas, en todas partes, tengan acceso a servicios sanitarios esenciales de calidad independientemente de su situación socio-económica.

Como parte de la campaña promovida por la ONU, y vinculada a la consecución del ODS 3 de su Agenda 2030, compartimos historias de profesionales como Esther Djan, matrona de la posta de salud de Obrayebona (Ghana). Ella, junto a otras tres enfermeras, se encarga de atender a más de 2000 personas en su comunidad. Como matrona, la falta de recursos no frena su actividad, pero las condiciones en las que desempeña su trabajo son precarias. “Cuando llegué aquí no había ni una sala de parto, ni una cama de parto. Hacemos grandes esfuerzos para que las mujeres puedan tener un parto seguro, pero al no disponer de los medios suficientes, no podemos dar la atención que realmente necesitan", afirma.

El día de la CSU debe recordar al mundo que la salud para todos no es un deseo a largo plazo, sino una necesidad urgente, más si cabe ante amenazas repentinas como la COVID-19. Considerando este desafío global que estamos viviendo, no debemos olvidar los diferentes retos a los que se enfrentan millones de personas cada día. El testimonio de Esther es un ejemplo de ello.

Protejamos la salud de todas las personas.

En este artículo hablamos de:

También te puede interesar sobre este tema: