Juntos es posible, conoce los tipos de donaciones

Imagen de Juntos es posible, conoce los tipos de donaciones

Vía online o mediante transferencia bancaria, de manera puntual o recurrente y no siempre con una contribución económica…Existen muchas formas de donar para ayudar a los demás.

¿Qué tipos de donaciones existen?, ¿cómo puedo formalizar mi ayuda?, ¿cuáles son las acciones con las que estoy colaborando?, ¿puedo donar si soy una empresa?, ¿recibo alguna contrapartida por mi acción?, ¿sólo se puede contribuir con dinero? Son muchas las preguntas que pueden surgir a aquellas personas que desean sumarse a la acción realizada por las ONG y fundaciones. Este artículo quiere ofrecer algunas respuestas para que quienes contribuyan a construir un mundo mejor sepan cómo pueden hacerlo. 

Elige tu opción para donar

No hay donación pequeña. Todas las donaciones cuentan y ayudan al desarrollo de proyectos que pueden mejorar la vida de muchas comunidades y sus habitantes. Eso sí, es fundamental colaborar con organizaciones de confianza, con el asesoramiento adecuado y conociendo toda la información posible. Algunos de los tipos de donaciones más habituales son: 

  • Donación puntual: 30, 45 y 90 euros suelen ser las colaboraciones más seleccionadas. En este caso, la donación se realiza una sola vez y se puede realizar el pago mediante opciones como tarjeta de crédito o transferencia bancaria. Es la apuesta elegida por aquellas personas que no pueden permitirse un desembolso más periódico. También es un tipo de donación que cobra mucha importancia en situaciones excepcionales como las catástrofes naturales o las epidemias. Un ejemplo muy reciente, ocurrió durante el inicio de la invasión de Ucrania. 
  • Donación recurrente: En este caso la donación está vinculada a un compromiso. Lo más habitual es hacerse socio y que la ayuda se extienda por un determinado periodo de tiempo. La recurrencia  de la donación permite a cualquier ONG o fundación construir proyectos a largo plazo y da mayor seguridad para cumplir con sus objetivos marcados. 
  • Crowdfunding:  Son campañas solidarias creadas para contribuir con una buena causa. 
  • Productos solidarios: La persona contribuye mediante la adquisición de un producto simbólico. 

Puede parecer que la acción solidaria y los tipos de donaciones están pensados solo para las personas físicas pero no es así. También las empresas pueden colaborar con nosotras. En ese caso, pueden ser parte del Fondo Avanza Empresas que contribuye a resolver necesidades muy urgentes en los centro de salud de Ghana, Costa de Marfil, Togo y Benin. Y es que cada vez son más las empresas solidarias que están contribuyendo a generar impacto social. 

Aunque no es la principal causa para donar, también es importante conocer que se pueden recibir desgravaciones fiscales. Una persona física puede desgravarse el 80% de las donaciones realizadas y una empresa hasta un 40% si ha donado durante dos ejercicios. Además, cuanto mayor sea la frecuencia de las donaciones, mayor es la deducción que se recibe. En el caso de España, está fijada una deducción del 80% para los 150 primeros euros donados y una deducción que alcanza el 35% si la cantidad donada es superior. 

No todo es dinero

Lo económico es importante para el desarrollo de la actividad de una ONG o fundación pero también se puede contribuir de otra maneras. Una fórmula habitual es la de realizar la donación de bienes inmuebles (pisos, casas, apartamentos, terrenos…). 

Dentro de los tipos de donaciones también están cobrando protagonismo los testamentos solidarios. “Legar lo que sabes. Heredar lo que importa”, es uno de los lemas vinculados a este tipo de donación. Apostar por un testamento solidario es una opción meditada que permite a la personas decidir con tiempo y serenidad cómo quiere administrar sus bienes. En dicho testamento se puede legar un bien concreto, nombrar a la fundación coheredera de un porcentaje de la herencia o heredera universal. Sea cual sea la opción elegida es clave contar con una buena asesoría jurídica y compartir la decisión con los seres queridos. 

Compartir, en este caso contenido, puede ser otra forma de colaborar. Hablar de la acción que realizan las ONG o fundaciones con otras personas o difundir sus proyectos o noticias a través de las redes sociales puede ser una forma de expandir el mensaje. 

Razones para donar a una fundación

¿Por qué donar a una fundación? Las donaciones son un pilar básico para que estas puedan seguir desarrollando su acción, puedan crecer e impulsar sus proyectos sociales. Hacen falta apoyos para conseguir plasmar las buenas ideas y los valores en hechos sobre el terreno. 

Donar demuestra que el altruismo, la empatía y la solidaridad todavía siguen presentes en la sociedad. Donar es un acto que permite la acción. Una pequeña cantidad donada puede ser una gran ayuda para quienes no tienen garantizados todos sus derechos fundamentales. La donación genera un impacto positivo en quienes más lo necesitan. 

En nuestro caso las donaciones recibidas contribuyen a mejorar el bienestar de más de 14 millones de personas. Todo ello es posible gracias a inversiones socialmente responsables que buscan conseguir impacto en temas como discapacidad, género, acceso al agua limpia, construcción y rehabilitación de infraestructuras y, sobre todo, la acción para visibilizar las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD). 

En conclusión, existen muchos tipos de donaciones y maneras en las que cualquier persona puede ayudar a las ONG o fundaciones con su acción. Da igual si se trata de una acción puntual o recurrente o si es una donación económica o de otro tipo. Toda colaboración suma en el esfuerzo conjunto de construir un mundo más justo e igualitario.

Imagen de perfil de Mónica Abin
Mónica Abin
Compartir a través de:
Contenidos relacionados