Ghana y Costa de Marfil: cacao, trabajo infantil y desigualdad en el acceso a la salud

Imagen de Ghana y Costa de Marfil: cacao, trabajo infantil y desigualdad en el acceso a la salud

En un contexto de aumento de precios de alimentos básicos, la producción del cacao es un motor económico principal para Ghana y Costa de Marfil. Las diferencias en su explotación van más allá del aspecto económico.

*Este contenido lo ofrecemos en colaboración con África Mundi.

El chocolate suizo tiene algo en común: nace en dos países hermanos con historias diferentes y separados por 688 kilómetros de frontera: Costa de Marfil y Ghana. Ambas naciones producen el 60% del cacao a nivel mundial y supone una gran parte de su economía.

Costa de Marfil lidera como el mayor exportador de granos y pasta de cacao del mundo y es su mayor fuente de ingresos, con todos los productos derivados de él suponen la mitad de todas sus exportaciones. A Ghana en cambio le supone algo más del 15% de sus ingresos, por detrás del oro y el petróleo.

Desigualdades en Costa de Marfil y Ghana: Explotación de cacao y, ¿explotación infantil?

A pesar de este negocio lucrativo, el 90% de los agricultores en ambos países no tienen un salario para vivir, por lo que recurren a sus hijas e hijos. A pesar de que en la última década aumentó de un 30% a un 41% el trabajo infantil en el sector del cacao en los dos países, estos van a la inversa. Desde 2008 a 2014, el número de niños en Costa de Marfil en trabajos peligrosos en la industria del cacao aumentó un 46% hasta los 1,15 millones, mientras que en el mismo periodo disminuyó un 6% en Ghana hasta los 880.000 niños.

En 2011, Costa de Marfil pasó por su segunda guerra civil por el conflicto político tras las elecciones de 2010. Mientras, su vecino también vivió un resultado ajustado en las elecciones un año después, pero a pesar de ello mantuvo la paz y el proceso democrático. Ello se ha visto reflejado en la estabilidad del país: mientras que Ghana es considerada una de las democracias del continente y mejora en las clasificaciones año tras año, Costa de Marfil es un régimen híbrido que coquetea con los regímenes autoritarios del continente.

La diferencia de estabilidad entre ambos países y los conflictos vividos por Costa de Marfil, comenzados en 2002 con la primera guerra civil, tienen ramificaciones también en la evolución de la sanidad en ambos países.

La estabilidad política, el modelo económico y el respeto a los derechos de las niñas y niños son factores que afectan, en definitiva, al Derecho a la Salud de estos dos vecinos.

Imagen de perfil de Mikel Edeso
Mikel Edeso
Compartir a través de:
Contenidos relacionados