Los profesionales sanitarios en África soportan la presión de la crisis del coronavirus ante su expansión

Imagen de Los profesionales sanitarios en África soportan la presión de la crisis del coronavirus ante su expansión

La epidemia está avanzando rápidamente. Con un aumento de la incidencia de casi el 25% en la última semana en el continente y los países más afectados están viendo como el número de pacientes se duplica en 7 días.

La crisis del coronavirus en África

La propagación de la COVID-19 se acelera en África. Si bien los primeros casos en el continente se detectaron más tarde que Europa o Asia, ahora los reportes diarios indican una subida pronunciada de casos en la mayoría de los países. En este contexto, las y los profesionales sanitarios han de soportar la presión de atender a las personas enfermas poniendo en riesgo su propio bienestar. Sin olvidarnos, de sistemas de salud que adolecen de falta de equipos de protección, infraestructuras básicas combatiendo a su vez otras infecciones que los saturan,

“Nos protegemos como podemos, teniendo en cuenta que nuestros recursos son muy limitados y que estamos centrados en otras enfermedades e infecciones”, relata Elizabeth Quarshie, que trabaja en Anum Apapam, un centro de salud en Mamprobi, situado en el área metropolitana de Accra, la capital de Ghana. Este país, es una de la diez economías más prósperas de África y tiene casi 25 millones de habitantes. Dispone, además, de unos 200 respiradores en total, cifras que recoge un informe reciente de la agencia Reuters.

Estrasgos de la CVOD19 en Togo

En Togo la situación es aún más frágil. Cuentan con 15 respiradores para una población de casi 8 millones y un único hospital de referencia en Lomé para atender a pacientes con coronavirus. Los estragos que la pandemia, por su parte, pueden provocar generan miedo entre la ciudadanía.

Gloria Agblenyo es matrona, y nos cuenta que “hacen falta más centros de referencia y personal para atender a los pacientes”. Desde Anesvad llevamos 10 años trabajando en el país en su lucha contra las ETD, apoyando al personal sanitario y capacitando y sensibilizando a la población. El togolés Koffi Fombo pertenece a nuestro equipo allí y lamenta que “ha habido dificultades para recibir informaciones fiables sobre los casos de COVID-19. El gobierno hace públicas las cifras, pero algunos ciudadanos lanzan en las redes sociales muchos otros mensajes. Estos mensajes, afirman que las cifras reales son mayores que las oficiales”.

Ante esta situación de escalada de casos, y evidenciando en primera persona las debilidades estructurales, estamos movilizando recursos para fortalecer los sistemas sanitarios de Costa de Marfil, Ghana, Togo y Benín.

Imagen de perfil de Mikel Edeso
Mikel Edeso

Etiquetas:

Compartir a través de:
Contenidos relacionados