Volver

2020-04-02

Categoría: Anesvad

Solidaridad frente a la incertidumbre

Mikel Edeso

La situación excepcional en la que estamos hace que el epicentro de nuestras vidas transcurra en casa,donde la solidaridad y el agradecimiento afloran frente al miedo y la incertidumbre.

Aunque el COVID-19 haya provocado una pandemia global y paralizado la vida de millones de personas, los días de confinamiento nos sirven para repensar en aspectos importantes como las relaciones sociales, el trabajo de los profesionales que garantizan los servicios esenciales y la enorme solidaridad de las personas voluntarias que aportan a este confinamiento una pizca de alegría.

En Anesvad, nos unimos a esta ola de solidaridad y a los movimientos civiles que día día luchan por mejorar la calidad de vida de las personas en esta crisis. La situación en España nos preocupa, y por ello, y como ONGD experta en salud, hemos ofrecido nuestro apoyo al Gobierno de nuestro país para que pueda lidiar con la emergencia sanitaria con los recursos suficientes que eviten el colapso. Además, en estos momentos seguimos reforzando los sistemas de salud de los países de África subsahariana donde actuamos, y estamos en contacto constante con el personal sanitario de allí para ver cómo evoluciona la propagación del COVID-19 en los contextos más empobrecidos.

En Anesvad, nos unimos a esta ola de solidaridad y a los movimientos civiles que día día luchan por mejorar la calidad de vida de las personas en esta crisis. La situación en nuestro entorno más cercano nos preocupa, y por ello, y como ONGD experta en salud, hemos ofrecido nuestro apoyo a diferentes instituciones para contribuir a lidiar con la emergencia sanitaria que vivimos. Además, en estos momentos seguimos reforzando los sistemas de salud de los países de África subsahariana donde actuamos, y estamos en contacto constante con el personal sanitario de allí para ver cómo evoluciona la propagación del COVID-19 en los contextos más empobrecidos. Y es que los profesionales de la sanidad de los países donde intervenimos sostiene los sistemas de salud, que adolecen de infraestructuras, material y medicamentos suficientes para combatir Enfermedades Tropicales Desatendidas, aquellas que afloran en contextos má empobrecidos, en comunidades rurales donde el agua, la higiene y el saneamiento no llegan. Desde Anesvad capacitamos a estos profesionales, fortalecemos y equipamos los centros de salud y realizamos labores de sensibilización entre las comunidades más afectadas, aquellas que ante la irrupción del coronavirus, carecen de medios para hacer frente a una pandemia como la actual.

Por último, y aunque estemos distanciados y sin contacto, las ventanas y balcones son nuestras plazas para contagiar optimismo. Desde Anesvad queremos agradecer a todas las personas que estáis trabajando para que podamos seguir adelante. Al personal sanitario y a todos los trabajadores de los centros de salud y hospitales; al personal de farmacia, transportistas, personal de limpieza, repartidores y personal de supermercados; a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado; A todos los que cuidan de personas mayores y dependientes; a quienes voluntariamente tejen mascarillas y batas, imprimen viseras y respiradores, comparten sus rutinas deportivas y talento artístico por las redes sociales.

Gracias a ti por quedarte en casa.


 

También te puede interesar sobre este tema: