Medicamentos e investigación Medicamentos e investigación

Denis Gadah: “tratamos de construir capacidades y asegurarnos de que los profesionales de la salud sean entrenados en cómo diagnosticar ETD”

“No es fácil seguir un tratamiento de 8 semanas diariamente, y los antibióticos como la Rifampicina pueden causar efectos secundarios”

  • Togo
  • 4 de noviembre 2022
Denis Gadah: “tratamos de construir capacidades y asegurarnos de que los profesionales de la salud sean entrenados en cómo diagnosticar ETD”

Introducción:

Junto a la organización alemana DAHW, apoyamos investigaciones para reducir las ETD y acompañamos al Programa Nacional de lucha contra las ETD del Ministerio de Sanidad de Togo. Entrevistamos a Denis Gadah, director de DAHW-Togo.

:

Recorrer Togo para fortalecer su sistema de salud no es fácil. Trabajamos junto al Ministerio de Sanidad togolés en la detección, control, tratamiento y sensibilización sobre las ETD. Pero no lo hacemos solas: contamos con el apoyo de la DAHW – Deutsche Lepra- und Tuberkulosehilfe e. V., una organización alemana especializada, como nosotras, en Enfermedades Tropicales Desatendidas. En nuestra última visita al país, entrevistamos al director de DAHW en Togo, Denis Gadah.

Fundación Anesvad:

¿Qué podrías decirnos sobre el trabajo que realiza DAHW junto a Fundación Anesvad en Togo?

Denis Gadah:

Togo es un pequeño país de África Occidental que limita con Ghana, Benín y Burkina Faso. Tiene unos 8 millones de habitantes y tenemos cinco regiones administrativas: Sabana, Kara, Central, Mesetas y Marítima. En cada una de las regiones, cuando hablamos de salud, tenemos un Director Regional de Salud, que está supervisando todas las actividades dentro de esa región en particular. Y en cada región, tenemos un jefe de Distrito, que está gestionando las cuestiones sanitarias a nivel de distrito sanitario. Y luego bajamos hasta las postas de salud, alguien que se encarga de gestionar las cuestiones sanitarias a nivel local. Luego, a nivel central tenemos el Ministerio de Sanidad con diferentes departamentos. Aquí existe un departamento que gestiona el Programa Nacional contra las ETD, programa que apoyamos Fundación Anesvad y DAHW-Togo.

Se trata de un gran paraguas bajo el cual tenemos dos grandes grupos: la gestión de las ETD que se controlan con la administración masiva de medicamentos (MDA) y luego las ETD que tienen que ver con la atención y la gestión intensiva de casos. En la DAHW, llevamos trabajando desde 2008 en el ámbito de las ETD en Togo y nuestra actividad principal, junto con Anesvad, es la relacionada con la gestión intensiva de casos de la lepra, la úlcera de Buruli y el pian.

Fundación Anesvad:

¿Cómo se realiza la estrategia para combatir estas enfermedades en todo el país?

Denis Gadah:

Lo que hicimos en un primer momento fue llevar a cabo un análisis de la situación de estas tres enfermedades. Hacer un mapeo de su presencia geográfica, para saber cuáles son las regiones endémicas de estas ETD. Cuáles son las zonas donde podemos encontrar tanto la lepra como la úlcera de Buruli, cuáles son las zonas o la región donde podemos encontrar las tres…

Así, pudimos centrar nuestra intervención en las zonas donde la enfermedad tiene carga en términos de epidemiología. Con este análisis vimos, por ejemplo, que la Región Marítima es la más endémica para la úlcera de Buruli en Togo. Por ello, junto con el Ministerio de Sanidad, hemos construido un centro de tratamiento de la úlcera de Buruli en esta región, dentro del Hospital Regional de Tsévié.

Fundación Anesvad:

Para controlar la úlcera de Buruli es importante no sólo la curación sino también la investigación. ¿Qué proyectos estamos llevando a cabo en materia de investigación?

Denis Gadah:

Actualmente la úlcera de Buruli se trata usando dos antibióticos durante ocho semanas. Para reducir la carga que conlleva seguir el tratamiento durante dos meses, estamos realizando un ensayo clínico para reducir el tiempo de tratamiento a la mitad, añadiendo un tercer antibiótico a los dos ya existentes. El primer ensayo se hizo en Benín con una pequeña cohorte utilizando Claritromicina, Rifampicina y Amoxicilina.

Vimos que funcionaba y, sobre la base de esas pruebas, se hizo una presentación del ensayo en la OMS en Ginebra. Decidimos entonces ampliar el ensayo a otros países vecinos de Benín. Así que redactamos una propuesta conjunta para Benín, Togo, Ghana y Costa de Marfil. En 2020 Fundación Anesvad decidió financiar la propuesta y estamos realizando más ensayos para corroborar la eficacia de este nuevo tratamiento.

Fundación Anesvad:

¿Cómo puede esta investigación mejorar la vida de las personas que sufren la úlcera de Buruli?

Denis Gadah:

No es fácil seguir un tratamiento de 8 semanas diariamente, y los antibióticos como la Rifampicina pueden causar efectos secundarios. Además, hay un efecto secundario que es social.

Si somos capaces de reducir de ocho a cuatro semanas, simplemente añadiendo una molécula, que es la amoxicilina, creo que los pacientes obtendrán al menos cierto alivio durante la duración del tratamiento. Y también otros componentes como los efectos secundarios, y la resistencia que puede desarrollar el organismo son menores. También porque con el tratamiento actual tienes que parar tu vida. Si estás trabajando, si estás estudiando en la escuela, tienes que parar tu vida durante dos meses.

Fundación Anesvad:

También participamos de la red de laboratorios panafricana para mejorar el diagnóstico de la úlcera de Buruli. ¿Nos puedes hablar brevemente de ella?

Denis Gadah:

Para detectar la úlcera de Buruli, entre otros métodos, utilizamos la PCR. Desgraciadamente, no todos los países africanos afectados por esta ETD teníamos los mismos protocolos. Así que decidimos crear LABNET para asegurarnos de que la técnica de diagnóstico que utilizamos esté estandarizada.

Esta red de laboratorios se extiende en 9 países 13 laboratorios, y continuamos trabajando en la estandarización de los protocolos y los procesos a través de la PCR. Esta investigación además está aportando el desarrollo de capacidades y reforzando la infraestructura de los laboratorios. El desarrollo de capacidades para el personal sanitario es crucial porque los estamos formando en cómo recoger los datos, cómo analizarlos, etc.

Fundación Anesvad:

¿Cuáles son los retos para combatir las ETD en Togo y cumplir con la hoja de ruta marcada por la OMS?

Denis Gadah:

Hay retos, hay muchos retos. Lo más preocupante es la insuficiencia de financiación por parte del gobierno. No están invirtiendo dinero en el sector de las ETD como ministerio. Las actividades relacionadas con las ETD dependen mucho más de los donantes. Si un día Fundación Anesvad o DAHW deciden marcharse, no habrá ninguna intervención.

Hemos visto que el pian, por ejemplo, fue eliminado, en su mayoría. Pero con nuestro apoyo hemos descubierto 30 nuevos casos. El sistema de control en algunos lugares es inexistente, en algunos lugares es muy débil, y la prueba son los casos de pian que hemos detectado con este proyecto.

Fundación Anesvad:

¿Crees que hay más enfermedades que están siendo infranotificadas?

Denis Gadah:

Sí, desde luego. Por ejemplo, la lepra. El problema es cómo diagnosticar la lepra. Si no tienes expertos y no tienes conocimiento, no puedes hacer un diagnóstico clínico de lepra, por lo tanto, no informas de casos. Si ves una lesión en la piel y no sabes lo qué es, no sabes reconocerlo, no tienes las bases para diagnosticarlo, no lo notificas.

Con la intervención conjunta entre Fundación Anesvad, DAHW y el Ministerio de Sanidad togolés hemos recorrido varios distritos que hacía años que no registraban casos de lepra. Allí hemos descubierto la mayoría de nuevos casos de la enfermedad. Los propios profesionales sanitarios estaban sorprendidos. Así que lo que tratamos de hacer es construir capacidades y asegurarnos de que los profesionales de la salud en aquellos distritos que no detectaban lepra desde hace un buen número de años sean entrenados en cómo diagnosticar esta y otras ETD.

¿Qué puedes hacer tú?

¿Quieres colaborar en nuestra lucha contra las enfermedades olvidadas?

Colabora ahora
Ayúdanos colabora
Ayúdanos colabora